Cataluña, ¿un ejemplo para España en Educación Inclusiva? El Decreto para la atención educativa al alumnado en el marco de un sistema educativo inclusivo

por | Oct 24, 2017 | BLOG, Noticias |

No podíamos  imaginarnos que, en estos convulsos momentos políticos, ibamos a tener materia para laudar a las autoridades educativas catalanas. Pero es obligado, como dijo Justiniano, dar a cada uno lo suyo.

Recientemente ha entrado en vigor el nuevo Decreto de la atención educativa al alumnado en el marco de un sistema educativo inclusivo en Cataluña. Debemos congratularnos que, con la que está cayendo, los gobernantes catalanes hayan encontrado el momento para legislar sobre la Educación inclusiva, siendo los primeros en toda España en lanzarse en forma decidida a hacer realidad la misma.

En primer lugar, hay que felicitarse por un proceso de debate, diálogo y consenso entre la administración pública, los profesionales, las entidades, las asociaciones y las familias. Especial relevancia tuvo, a nuestro parecer, la participación de la Federación Salud Mental Cataluña, que junto con la Fundación Pere Tarrés  elaboraron el informe ‘Situación de la salud mental de niños y adolescentes ”  y que tomaron parte muy activa en la elaboración del Decreto a través del Grupo de Trabajo Infantojuvenil, con una comisión específica de educación formada por varias asociaciones: Aprendemos, SMC Terrassa, El Cerro, AFAMMG y Grupo TEA Sant Cugat.

Esta es, en nuestra humilde opinión, la única forma de dar satisfacción a las necesidades de los administrados, y deberían tomar buena nota todas y cada una de las Administraciones públicas, y las Asociaciones de Salud Mental o Discapacidad, que hasta ahora no han mostrado, en nuestra opinión, una especial diligencia en su actuación en el ámbito de la salud mental infanto juvenil.

Por otra parte, es también una buena noticia que la Ley haya venido acompañada de una partida presupuestaria de 142 millones de euros para los próximos 4 años. Estamos cansados de ver declaraciones programáticas y brindis al sol que fijan ambiciosos proyectos y bellos principios, que sin vergüenza alguna, se presentan huérfanas de presupuestos, partidas o fondos para su desarrollo, o se justifican al creativo modo del ilustre Gonzalo Fernández de Córdoba y Enríquez de Aguilar .  

No menos importante es el hecho de que este Decreto reconoce explícitamente el derecho de cualquier alumno a ser escolarizado en un centro educativo ordinario, y se establece como excepcional la escolarización en centros de educación especial, previa aceptación de la familia y únicamente en el caso de alumnos “con discapacidades graves o severas que necesiten una elevada intensidad de apoyo educativo y medidas curriculares, metodológicas, organizativas o psicopedagógicas altamente individualizadas”.

Desde la perspectiva de la salud mental, el nuevo decreto contempla expresamente la participación de la persona y de la familia en la toma de decisiones; la coordinación integral y el trabajo continuado y transversal teniendo en cuenta aquellos aspectos relacionados con la salud; y la capacitación específica de los profesionales.

Según el Decreto, las medidas y apoyos al alumnado ‘deben garantizar que los contextos escolares ofrezcan las condiciones de aprendizaje necesarias para desarrollar las fortalezas de los alumnos; velar por su vinculación con los aprendizajes y el grupo, y facilitar el acceso al aprendizaje y la participación y asegurar el progreso de todos ‘.

Estaremos muy pendientes de comprobar que todo ello se convierte en una realidad práctica y efectiva, y que no se queda en una simple declaración de principios, como ocurre con incomprensible frecuencia.

Pero es obligado reconocer y agradecer este Decreto, que fisura por fin el hasta ahora sólido muro que suponía la eduacación segregada, y que sitúa a la Comunidad Autónoma Catalana al frente de todas las demás en cuanto a la legislación inclusiva y que es, en nuestra opinión, un anticipo de por dónde van a ir las cosas en la política educativa.

Nos atrevemos a augurar que irán, a continuación, sumándose otras Comunidades autónomas a esta valiente aproximación al problema de la diversidad en la Escuela.

Sres. Políticos de España: Que sea pronto, por favor. Muchas familias, que les pagamos sus sueldos, estamos esperándolo con urgencia.