Resumiendo el Taller Herramientas para reparar apegos Fallidos

por | Nov 13, 2017 | Actividades, Noticias, Taller Herramientas Reparar Apegos | 0 Comentarios

¿Cuantos momentos intensos caben en 1 día y medio?.

Los que acudimos al taller “Herramientas para reparar Apegos Fallidos” podemos asegurar que muchos.

Dia 4 de noviembre de 2017

En un ambiente familiar y algo festivo, por la alegría de encontrar muchas caras conocidas, y otras no tanto, y con una amplia asistencia, dió comienzo al taller con la presentación de  Ana Cristina Gómez Aparicio en representación de la Dirección General de Familia y Menor de la CAM

Entre sus amables palabras, resaltó su interés en el apego como instrumento y herramienta para las familias de acogimiento y adoptantes, muchas de las cuales estaban presentes en el acto. Terminó su intervención felicitándose de la celebración del taller, de  la nutrida concurrencia de familias de acogida, y manifestando su compromiso e interés en hacer  “todo lo que podamos apoyar en este tipo de iniciativas de sensibilización de apego”.

Tras esas palabras, le correspondió el turno de palabra al Presidente de PETALES España, Javier Herrera, que tras los agradecimientos necesarios, intentó demostrar en su presentación lo importante que es la colaboración y el trabajo en red.

Así, le cedió la palabra a los propios chavales con problemas de apego para expresar como se sienten a través de sus imágenes, sus dibujos y sus palabras. Continúo dando la vez a una familia de socios  para que explicaran en que les había sido útil la asociación. Pudimos escuchar a continuación las palabras de un chaval juzgado su experiencia en las actividades de la asociación. Lo más valioso fue su sintética (y apreciada) valoración: Está bien lo de PETALES“. Finalmente, intentó hacernos sentir lo importante de la colaboración de todos y cada uno de nosotros para crear luz en la oscuridad.

 

Y así, llego el turno de la primera ponencia, a cargo de Manuel Hernández, Psicólogo especialista en Clínica y Biólogo, titulada “EL APEGO Y LA RELACIÓN TERAPEUTICA (El apego y la seguridad en la familia y la terapia)”

Explicó los experimentos de Harlow y nos demostró que simplemente estar disponible es reparador. Analizó también el  apego en los adolescentes, y la sustitución del apego vertical por un apego horizontal (amor romántico), que es nítidamente predictivo de la relación que va a establecerse con futuras parejas y descendencia. De otra parte, si el adolescente no encuentra refugios seguros en la familia, los buscará en las amistades.  Si no hay regulación emocional a través del apego, se buscarán otras herramientas  sustitutivas que permita una sensación de control o regulación emocional.

Algunas de las frases que aun resuenan en nuestra memoria fueron:

“La madre /cuidador principal es el espejo en el que se miran los hijos”

“El juego determina las relaciones sociales”  

“El trauma es la pérdida de control”

“En los humanos, la vinculación emocional es un regulador intrínseco”

 

Tras el turno de preguntas, y la pausa correspondiente, correspondió el uso del estrado a Rafael Benito Moraga, Psiquiatra y psicoterapeuta, con su ponencia “Neurobiología del apego e importancia del desarrollo de un apego seguro como fundamento de la salud física y mental a lo largo de la vida”

Empezó confirmando que la neurobiología actual ha venido, de algún modo,  a dar la razón a Bowlby y los que postularon la teoría del apego.  Explico con detalle la estructura del Sistema Nervioso Central con sus 3 partes superpuestas (reptiliano, límbico y corteza cerebral), asi como las funciones del hipotálamo, hipocampo, amígdala, cortex cingulado, vago ventral y vago dorsal,  y cortex prefrontal.

Nos adentró también en el asombroso campo de las fases del neurodesarrollo, y nos explicó como los daños producidos por el maltrato o negligencia en la primera infancia afectan por tanto a la salud mental y física. Asi, por ejemplo, en la etapa 0-9 meses, el daño puede hacer que la amígdala quede indiscriminada (bueno/malo), que el hipocampo no gestione bien la memoria y el cingulado no sepa discriminar lo que le conviene (riesgo excesivo). De 1-2 años el córtex pre-frontal queda comprometido, y hay menor cantidad de sustancia gris y no logra controlar a la amígdala, por lo que no hay regulación emocional.

El neurodesarrollo infantil sigue un curso INEXORABLE que nos obliga a ACTUAR LO ANTES POSIBLE para minimizar las consecuencias del maltrato y EVITAR UN DAÑO PERMANENTE. Y que la adolescencia en adopción es un periodo crítico, y una oportunidad de reparar mucho del daño causado a la vez que un posible riesgo de recaída de problemas iniciales.

Pero, además de la mental,  la salud física también queda dañada por los desequilibrios hormonales que surgen  como consecuencia de un desarrollo neurológico deficiente: obesidad, diabetes, resistencia a la insulina, enfermedades cardiacas, complicaciones ginecológicas y respiratorias…

Pero no todo son malas noticias. La epigenética acude en nuestra ayuda. Si los genes son heredados y no pueden cambiarse, si podemos influenciar por el entorno la manera y frecuencia en la que estos genes son utilizados o no. Los cambios
epigenéticos producidos por un entorno adecuado (como una parentalidad positiva que promueva un apego seguro, o
intervenciones educativas y terapéuticas adecuadas) no sólo ayudarán al funcionamiento adaptado del individuo, sino que tendrán una eficacia transgeneracional, transmitiéndose a los herederos.

Algunas de las frases que se nos grabaron a fuego fueron:

La ontogenia recapitula la filogenia: comenzamos todos muy parecidos (cerebro reptiliano) y nos vamos diferenciando con el tiempo en el desarrollo.
El apego no es bueno o malo, sino adaptado o desadaptado a la situación.

El cuidador principal modela el crecimiento del sistema nervioso.

La epigenética es un motivo de esperanza (para las familias) porque todo lo que haces a ese niño, cambia su futuro y el de su descendencia

Rafael Benito nos dejó informados, ilustrados, pensativos y mucho más epigenéticos.

La pausa para comer, que fue aprovechada por los padres para pasar por la guardería y restablecer y reforzar los vínculos de apego con los niños.

Mientras tanto, los demás aprovechamos para conocer nuevas amistades y hablar de viejos temas, o para volver a ver a viejos conocidos y hablar de sus novedades.

Nutridos y descansados, empezamos la tarde con un trabajo que algunos, se nos hizo muy duro. La primera piedra para convertirse en una relación significativa, supone escarbar en nuestro apego y las razones de nuestra personalidad.

A través de unas preguntas diseñadas al efecto,  nos obligamos a examinar nuestra propia historia infantil y como ha afectado eso en nuestro sistema de emociones, creencias y personalidad. Dió lugar a un amplio, profundo, y en ocasiones, airado debate.

Justo después de la pausa del café, llegó uno de los momentos más esperados por todos los asistentes. Por fín, y de primera mano, ibamos a contar con el punto de vista de uno de nuestros jóvenes, llegado ya a la edad adulta. Marcos Giménez Julve, con el apoyo de su padre Jose Angel Gimenez Alvira, fue entrevistado por Antonio Ayala.

Bien podemos decir que fue un momento inolvidable para todos nosotros. Tuvimos la oportunidad de escuchar de su propia boca como vió él la relación con sus padres, con sus iguales, con el colegio, y aquello que le sirvió y lo que no le sirvió para construirse como persona. Todos, de alguna manera, vislumbramos la posibilidad de un futuro exitoso en la crianza de nuestros hijos.  Como resumió Marcos;

Yo soy el ejemplo de que se puede conseguir”

Algunas frases de José Angel que nos calaron profundamente:

“Las y madres y padres adoptivos necesitan “Sólo estar ahí y luchar hasta el final”

“Vivir desde el punto de vista de nuestro hijo. Analizar su comportamiento e intentar ver qué nos está diciendo, no fijarse en la conducta, sino en el mensaje que hay debajo.

Ir siempre dos pasos por delante”

Esperanzados y alegres, cerramos el capítulo formativo del día, para dejar paso al ocio y al reencuentro con las amistades o el descanso, según los casos.

Dia 5 de noviembre de 2017

Más frescos, y habiéndo descansado (unos más y otros menos) comenzamos la mañana siguiente con la exposición de Amaya Prado Piña, Psicóloga, titulada “Una mirada a los niños adoptados, acogidos o con trauma grave en la infancia desde la experiencia clínica y de los servicios municipales”.

Con gran dulzura expositiva nos introdujo en las experiencias vitales de 14 menores que, no por ser anónimos, dejaron de parecernos muy cercanos. Examinamos juntos sus dificultades y fortalezas en la escuela, en la familia y en otros ámbitos, todo ello desde la perspectiva de los servicios municipales. Una importante conclusión fue la necesidad de desculpabilizar a los jóvenes y sus familias, en cuanto esta culpa es uno de los obstáculos principales para permitirles relacionarse de forma sanadora. Hay que “normalizar la situación”. También, la necesidad imperiosa de trabajar coordinadamente la familia, el colegio, los chicos y los profesionales de los servicios sanitarios y sociales.

Concluimos con unas palabras alentadoras:

“Estos chicos y chicas no son un saco de problemas. Gracias a su enorme potencial de cambio, a la dedicación de sus madres y padres, a la ayuda profesional y al apoyo de instituciones y organizaciones, la gran mayoría sale adelante de forma positiva, son felices y hacen felices a otras personas.”


Sin descanso, continuó con la ponencia de Timanfaya Hernández Martínez, Psicóloga clínica y Sanitaria, denominada “La vida adulta de las personas con experiencias adveras en la infancia o trastornos de apego. Problemas y éxitos”. 

Tras repasar la clasificación y definiciones del DSM V sobre los Trastornos Relacionados con Traumas y Factores de Estrés comentó como en su práctica profesional pronto le llamó la atención el hecho de que muchos pacientes con patologías mentales graves habían sufrido un trauma no resuelto, lo que le ha llevado a investigar sobre la relación existente entre los maltratos psicológicos en la infancia con la patología mental grave en la edad adulta. Hablamos también la epigenética como solución.

También tuvo valientes palabras para criticar la frecuencia de cambio de terapeutas a los niños en casas de acogida, una vez que ya han establecido un vínculo. Eso es propio de una sociedad enferma que generará más enfermos.

Especialmente  aplaudido fueron sus palabras cuando, refiriéndose a las necesidades particulares de los jóvenes con trastorno de apego de vincularse con los profesionales sanitarios como figuras de referencia, refirió:

“Seamos serios, el sistema ha de mantener las figuras de apego con las que trabajamos… ESTO ES UN PROBLEMA SOCIAL”

Concluyo recalcando la urgente necesidad de trabajar todos juntos, padres, terapeutas, educadores, Administración, para reconocer este trastorno, las dificultades de estos niños y sacarlos adelante con el empuje de todos.

Después surgió un rico coloquio en el que se plantearon preguntas interesantes relativas a la seguridad en momentos de crisis, fijación de objetivos en la terapia, y herramientas para restañar los apegos.

La pausa para café fue aprovechada por muchos para adquirir las últimas novedades editoriales que estaban a su disposición, siendo atendidos por los jóvenes voluntarios de la asociación.

 

Recuperadas las fuerzas, Maria José Garrido Moya, Antropóloga, se encargó de dar la última ponencia titulada “Etnopediatría, infancia y salud”

Comenzó por acercarnos al concepto de Etnopediatría (ciencia que estudia los modelos de atención a la infancia en distintas culturas y su influencia en la salud y desarrollo de los niños, de los adultos y de la sociedad en su conjunto) para introducirnos en el problema dialéctico entre biología y cultura.  El hombre es una interacción entre biología y cultura. Pero para unos (los deterministas)  todo está predeterminado desde los genes y desde lo biológico, es decir, es todo biología. Mientras que para otros, (los no deterministas) el ser humano no está unilateralmente determinado por la fuerza de la biología, sino que es eminentemente cultural y va definiendo cómo quiere ser, en términos de comunidad,  y, justamente por esto, se diferencia de otras especies.

Desde ahí, analizamos la necesidades biológicas de los niños, derivadas de nuestra condición de especie altricial, y conocimos conceptos nuevos como el periodo primal o la psiquiatría perinatal.  Repasamos la necesidad de contacto físico y conexión, del sueño, y el sentido del llanto, y como se les da satisfacción a estas necesidades biológicas desde las distintas culturas en las sociedades tradicionales y en la sociedad occidental. Y como un modelo u otro de crianza de los niños tendrá  un fuerte impacto sobre la violencia en esa sociedad.

Todo ello hasta llegar a alcanzar la conclusión de que en Occidente, la crianza de los niños se ha ido apartando en gran manera de las necesidades biológicas infantiles debido al modelo de crianza y educación, que prepondera unos valores fijados durante la revolución industrial con una filosofía e intención muy concreta, y que está completamente desfasada, frente a las necesidades y exigencias de la sociedad moderna.

Algunas de las frases más impactantes:

“Queremos que nuestros hijos sean independientes en un momento en que necesitan todo lo contrario.

Lo que promueve la cultura occidental es un modelo basado en la productividad de la era industrial. Es rentable para las empresas hacernos creer que nuestr@s hij@s necesitan una habitación, aparatos sofisticados para escucharlos dormir, para dejarlos solos, para mecerlos.”

Todo ello explica muchas de las circunstancia que vivimos en nuestra sociedad; carencias afectivas y violencia, trastornos mentales, altos indices de suicidio y enfermedades degenerativas, y un largo etcétera.

Concluyó con una cita que es,  al mismo tiempo, una invitación:

Se puede cambiar una sociedad cambiando la forma de enseñar a los niños”

Inmediatamente, dado lo avanzado de la hora, tras la entrega de recordatorios a los ponentes, el Presidente tomó la palabra para cerrar las Jornadas, agradeciendo a los socios y voluntarios de PETALES España, a los ponentes, a las autoridades y empresas toda su ayuda para hacer el taller posible.

 

Y finalizó proclamando nuestra Declaración Unilateral de Dependencia que puedes conocer visitando el siguiente enlace:

Declaración Unilateral de Dependencia

Proximamente pondremos a disposición las ponencias y los videos de la mismas.

 

Nuestros agradecimientos a las siguientes personas e instituciones:

  • Todos los socios y colaboradores de PETALES España.
  • Hospital Ramón y  Cajal.
  • Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid
  • Rocio del Cerro Comunicación
  • Hotel Villamadrid.
  • P & R Grafis
  • Editorial Psimática.
  • El Hilo Ediciones
  • Editorial Desclee
  • Editorial Grec
  • Grupo de Comunicación Loyola
  • Impulsa Terapias.
  • Nuestros chicos.