Resumiendo las III Jornadas Integración Social, Apego, Familia y Salud Mental Casa Santiago Uno – PETALES

por | Abr 18, 2018 | Actividades, Noticias |

Crónica de un encuentro largamente esperado

La llegada de las familias  de PETALES el viernes por la noche a la hospitalaria ciudad de Salamanca fue, ya en si mismo, motivo de celebración entre los jóvenes y los mayores.

Para los jóvenes, tener la oportunidad de volver a saludarse,  abrazarse, o jugar fue todo un acontecimiento.

Mientras tanto, los mayores tuvimos la oportunidad de volver a encontrarnos en persona, charlar y hacerse mutuos copartícipes de nuestras venturas y desventuras, y asi ratificar, una vez más, las señas de identidad y pertenencia a nuestra especialísima “tribu” de crianza terapéutica.

A la mañana siguiente, algunos con menos horas de sueño de lo deseable, empezamos con el contenido de las Jornadas. Mientras los más jóvenes decidieron participar en las actividades organizadas por la Casa Escuela Santiago Uno, los más mayores nos dispusimos a escuchar a Montserrat Sánchez Gálvez , Psicóloga del Centro de Psicología para la Salud (CENPSISA)  de Colmenar Viejo (Madrid), que explicó de forma amena y práctica las nociones necesarias para entender el apego, los distintos tipos de apego, y como pueden repercutir en la integración y desarrollo del niño. Su naturalidad y cercanía nos impresionaron.

A continuación, Alberto Gutierrez y Asunción Domingo, de la Fundación Inclusive, expusieron el trabajo que vienen realizando desde la Fundación, que engloba distintas actuaciones de promoción de la autonomía personal, rehabilitación, informacion y orientación, ocio, respiro y tiempo libre, pisos tutelados, y empleo, explicando en profundidad los distintos huecos y omisiones del sistema que dio origen a la Fundación, planteándose en el debate interesantes posibles líneas de colaboración con PETALES. La claridad expositiva de Alberto y la pasión de Asun nos convencieron, y ratificaron que son una herramienta imprescindible para el futuro de nuestros chavales.

Siguió una breve pausa para disfrutar del ágape que prepararon y sirvieron los propios alumnos de la Casa Escuela Santiago Uno. Además del espléndido condumio, lo mejor fue disfrutar del contacto con los alumnos, de alguna manera tan cercanos a los nuestros, y tan integrados y volcados en su trabajo.

A continuación, Jesús Garrote Fernando, el Director de la Casa Escuela Santiago Uno, en una exposición llena de humanidad y sentido del humor, procedió a exponer, la concepción, forma de trabajo, espíritu, y el enorme conjunto de actividades que se llevan a cabo en la Casa Escuela. En ella caben posibilidades tan variadas como Viviendas Hogar(algunas para menores  del Servicio de Protección a la Infancia ; y otras para el internamiento terapéutico y cumplimiento para jóvenes infractores), un centro de Formación Profesional, en el cual se imparten módulos de nivel I y nivel II de F.P.B., Ciclos Formativos de Grado Medio y Superior, Programas para Desempleados, Cursos Preparatorios de P.A.G.S. y Formación On-Line en disciplinas relacionadas con las Familias Profesionales Agraria, Fabricación Mecánica y Mantenimiento de Vehículos, Cocina y Restauración,  un Centro de Jardinería, Club Deportivo, Escuela de Circo, Escuela de Cine, y recientemente una aula de recuperación de aves, y una ONG de cooperación internacional, entre otras muchas posibilidades.

Todo ello para servir a  menores maltratados, creando alternativas de educación e integración positiva en un mundo donde no estas personas no tienen las mismas oportunidades. Nos encantó su profesionalidad, humildad y sinceridad y sentido práctico, además de su compromiso absoluto, con los chavales de Santiago Uno.

Con un turno de preguntas para todos los ponentes de la mañana, dimos paso a la comida y un breve descanso.

Pronto en la tarde, continuamos hablando de “Salud mental y Adolescencia“, nuevamente a cargo de Montserrat Sánchez Gálvez, analizando las manifestaciones más habítuales y la problemática más frecuente, y dando propuestas concretas de trabajo y orientación. Una vez más, su claridad expositiva y facilidad de transmitir emociones, nos ayudo a ponerlos en la piel de estos jóvenes, demostrando  su capacidad profesional

Posteriormente, intervino Carlos Roncero, Jefe de Servicio de Psiquiatría del  Complejo Asistencial Universitario de Salamanca  para adentrarnos de su mano  en el mundo de la patología dual, definición de aquellas  personas que sufren de forma simultánea una adicción y otro trastorno mental. A los jóvenes y mayores presentes nos regaló con mucha información científica y útiles recomendaciones prácticas y terapéuticas, tanto para la prevención como para la atención y el tratamiento.  

La segunda parte de la tarde nos reservaba el plato fuerte de las emociones: la mesa redonda, con intervención de todos los ponentes de la tarde, y chicos de PETALES y de la Casa Escuela Santiago Uno.

Fue muy emocionante para todos escuchar a estos jóvenes hablar de sus historias de vida (díficiles, por decir algo), sus emociones,  de su experiencia con las familias, o en Santiago Uno, y de su evolución personal. Todos pudimos ver como, de alguna manera, sus experiencias les había hecho crecer ” de dentro a fuera” aceptando sus dificultades, integrándolas y superándolas para reconstruirse como personas.

El cierre de la Jornada lo pusieron los alumnos de la Escuela de Circo que nos deleitaron con un espectáculo de Magia, acrobacias, malabares, hip hop, batukada, bailes, interpretación músical, etc. Su ilusión, que se dejaba traslucir en sus caras, era totalmente compartida por la cautivada audiencia, que ovacionó la representación.

Trás eso, sólo quedaba terminar el día con una visita guiada a la monumental ciudad histórica de Salamanca, y descubrir sus rincones a la luz de la luna, entreverando la historia de la ciudad con charlas, confesiones, y la gastronomía local.

Tras el necesario y bien merecido descanso, la mañana siguiente comenzó con un potente desayuno de churros con chocolate, que sirvió de complemento perfecto para las despedidas.

Nuevamente, los abrazos, las palabras amistosas y alguna lágrima que otra, fueron las protagonistas.

Y nos fuimos, con el sabor de boca dulce de haber aprendido, disfrutado y compartido, mucho más de lo esperado. Tal vez no fue tanto lo que aportamos, pero si fue mucho lo que aprendimos de todos los ponentes y profesionales y jóvenes que intervinieron.

Y sobre todo, muy contentos de haber encontrado en la Casa Escuela Santiago Uno el lugar que hacía tiempo estábamos buscando. Un lugar dónde se construye cada día sobre otra visión de nuestros chicos, dónde se edifican personas según un programa basado en valores, y desde la profesionalidad y empatía de todos sus educadores. En suma, un lugar dónde nuestros chavales tienen una verdadera oportunidad de llegar a ser la mejor versión de ellos mismos.

 

Os dejamos algunos de los testimonios de los asistentes:

“A mi me gusto e impresiono el testimonio de XXX que en 8 meses ha sido capaz de reflexionar valorando lo que tiene en casa , aceptando que su comportamiento no era el adecuado y haciendo mucho hincapie en que en el fondo ella sabe que sus padres siempre están ahí . Jesús el Director y su manera de ayudar«de verdad» a est@s chic@s . Y por supuesto la convivencia de padres PETALES que me ha ratificado la grandeza de la tribu .

A mí me gustó pasar un fin de semana con los socios de Petales con los que puedo expresar sin miedo mis sentimientos y los chicos De Santiago uno con su expontaneidad y su cara de felicidad cuando acababan su función del circo y la emoción de la chica que cantó al reencontrarse con sus antiguos compañeros”

“Yo llegué a visualizar aspectos positivos de un previsible o posible distanciamiento de mi hijo que antes no veía ni me imaginaba…Fue mi primera experiencia de convivencia y, aunque un poco diferente por no compartir las 24 horas, repetiría para una convivencia al 100%.

“A mi me gustaron varias cosas; convivir con padres, madres y (sobre todo) chavales Petales, tanto los ya conocidos como conocer a algunos nuevos,  conocer el centro de primera mano y ver ademas de un recurso factible para mi hijo un proyecto humano fantástico y un ejemplo a seguir (Me devuelve la esperanza en las posibilidades para el futuro de mi hijo y en la humanidad), y los testimonios de los chicos, y de los educadores. No me gusto tener que irme tan pronto y perderme el final, se me hizo muy corto.”

“Opino que la agenda ha sido muy acertada, con la mezcla de ponencias profesionales, de las que destaco las que hizo Montserrat, que a mi personalmente me parecieron muy interesantes. Los testimonios de los chavales son todo un ejemplo de superación. Todos comprobamos en vivo y en directo que chavales sin ningun presente pueden crecer y salir del paso con éxito. Mi enhorabuena a la escuela de santiago 1 y a todos loa profesores por sacar lo mejor de estos chavales. Ya me gustaría a mi hacer lo mismo con mis hijos.”

“Esta experiencia ha sido muy enriquecedora porque nos damos cuenta de lo que tenemos y los recursos que hay y los que tenemos que intentar cambiar. Estoy encantada de haber compartido el fin de semana con vosotros, vengo con más fuerza”

” Yo me di cuenta que los niños cambian en Santiago 1, imagino que no todos, dependiendo, pero niños que eran complicados, agresivos, dictadores, allí cambian y rápido…me sorprende, pero es lo que vi. Los buenos tratos, la terapia, ese millon de horas que les dedicamos…cambian pero más lentamente….”

Nuestro agradecimiento para todas las personas que han trabajo para hacerlo posible, y sobre todo a los chicos y chicas, sus familias, sus educadores, los ponentes, y la Casa Escuela Santiago Uno.

 

Gracias a todos