Informe anual al Parlamento Vasco 2017 . Informe de la Oficina de la Infancia y la Adolescencia. Ararteko. Defensoría del Pueblo Vasco

Interesante documento que analiza en forma transversal la situación de la infancia y adolescencia en el País Vasco, desde la perspectiva del Ararteko.

Sorprenden las muy escasas denuncias en materia de inclusión educativa de jóvenes con dificultades socio emocionales y de conducta.

Nos quedamos con unas frases.

“Mayores dificultades se observan en el ámbito de la salud mental infanto-juvenil. Con una mirada amplia en el tiempo,
hay que reconocer que Euskadi ha experimentado una notable, pero insuficiente evolución en la protección y atención
de un colectivo tan especialmente vulnerable como son las personas que padecen una patología mental, entre las que se encuentran niños, niñas y adolescentes. Existen centros de salud mental y unidades de hospitalización infanto-juveniles, recursos específicos para menores con trastorno del espectro autista, programas para el tratamiento de Trastornos Mentales Graves en Primera Infancia y centros educativo-terapéuticos.

No obstante, se siguen registrando ciertos déficits, necesidades no atendidas y lagunas en la atención.
Entre las principales demandas recogidas por el Ararteko se encuentra:

  • mayor énfasis en la detección precoz, que posibilite un abordaje temprano en aras a una mejor evolución,
    la creación de unidades específicas para el Trastorno Límite de Personalidad,
  • la mejora en el tratamiento de los trastorno de la conducta alimentaria,
  • problemas en el diagnóstico del TDAH –trastorno por déficit de atención e hiperactividad
  • el desarrollo de la psicoterapia grupal.

Se hace necesario, de igual manera, continuar con la labor de consensuar criterios diagnósticos y guías de práctica
clínica con el fin de reducir la variabilidad clínica y mejorar la calidad de la atención. Resulta imprescindible, además,
impulsar medidas formativas específicas para profesionales sanitarios, educativos, jurídicos, de los servicios sociales y
de los medios de comunicación, con el fin de erradicar el estigma y la discriminación de las niñas, niños, adolescentes
y jóvenes con problemas de salud mental.

Como colofón a este apartado cabría insistir en la imperiosa necesidad de que los distintos sistemas públicos y los distintos
niveles que han de operar en esta materia con el fin de atender de manera integral y multidisciplinar a los niños,
niñas y adolescentes con problemas de salud mental, se encuentren debidamente coordinadas y garanticen una efectiva continuidad asistencial. En tal sentido, se hace necesario crear espacios de coordinación interinstitucional estables, así como regular y protocolizar adecuadamente dicha coordinación interinstitucional y, en los supuestos en que ya
existen tales instrumentos jurídicos, asegurar su correcto cumplimiento.

Cabría añadir aquí la máxima trasladada por algunos profesionales implicados en equipos interdisciplinares que dice que “la única manera de que algo funcione en los casos complejos –aquellos que se pierden por los intersticios de los sistemas- es que todos –las personas y las instituciones- den un poco más” tejiendo una red de seguridad más tupida.”

Aqui puedes leer el documento completo:

 

http://www.ararteko.eus/RecursosWeb/DOCUMENTOS/1/3_4470_3.pdf