Este estudio evalúa y compara la efectividad de tres intervenciones grupales sobre los síntomas de trauma en niños que han sufrido abuso sexual. Todos los grupos siguieron el mismo protocolo de tratamiento, y dos de ellos incorporaron variaciones de la terapia asistida por animales. Un total de 153 niños de 7 a 17 años que estaban en terapia de grupo en un Centro de Defensa del Niño participaron en el estudio. Los resultados indican que los niños en los grupos que incluyeron terapia con perros mostraron una disminución significativa en los síntomas del trauma, que incluyen ansiedad, depresión, ira, trastorno de estrés postraumático, disociación y preocupaciones sexuales. Además, los resultados muestran que los niños que participaron en el grupo con historias terapéuticas mostraron un cambio significativamente mayor que los otros grupos. Se discuten las implicaciones y sugerencias para futuras investigaciones.

Interesante para profesionales de la salud, y para todos los que esten interesados en el uso de otras terapias.

Texto original