Cuando la flor no florece…

por | Mar 2, 2018 | Actividades, Noticias | 2 Comentarios

El buen jardinero mira sus flores una a una. Con cariño, con pasión enternecida, se pregunta ¿como puedo ayudarla a florecer?.

Y aquella que aún no florece, le modifica el agua, la luz, la temperatura, etc.

Porque cada flor es única, y necesita su singular dosis de luz, agua y temperatura para florecer.

Cuando la flor no florece, modificas el entorno en el que crece, no la flor.

Otro tanto les pasa  a los humanos, y especialmente a nuestros chicos y chicas.

Todos los humanos están  llamados a florecer. Para hacerlo, tan sólo necesitan de un ambiente óptimo a su alrededor.

Toda persona que se desarrolla en un ambiente óptimo, florece.

Es tan simple como eso