Al abrir este volumen, podríamos pensar:

¿Es realmente necesario otro libro sobre mejoramiento escolar?

Claramente nuestra respuesta es sí. Nuestros análisis de la mejora escolar actual en cuanto a  legislación,  planificación y bibliografía indican deficiencias fundamentales, especialmente con respecto a mejorar la igualdad de oportunidades y cerrar la brecha de logros.

Esto es lo que nuestro trabajo aporta de manera única a las tablas de políticas y planificación:

(1) Un marco ampliado para la mejora de la escuela – Destacamos que pasar de un marco de práctica y política de dos a tres componentes es esencial para cerrar la brecha de oportunidades y logros. (Es decir, pasar de centrarse principalmente en la instrucción y la gestión – preocupaciones del gobierno- a establecer un tercer componente primario para mejorar la forma en que las escuelas abordan las barreras a aprender y enseñar.)

(2) Un énfasis en la integración de una comprensión profunda de la motivación – Nosotros subrayamos que las preocupaciones sobre el compromiso, la gestión del comportamiento, el ambiente escolar, la igualdad de oportunidades y los resultados de los estudiantes requieren un conocimiento actualizado de la motivación y sobre todo de la motivación intrínseca.

(3) Aclaración de la naturaleza y el alcance de la enseñanza personalizada. Definimos personalización como el proceso de emparejar la motivación y las capacidades del alumno y subrayamos que es la percepción del aprendiz la que determina si la coincidencia es una buena o no.

(4) Un replanteamiento del apoyo y la educación especial: los formulamos como procesos de  asistencia especial personalizada que se aplica dentro y fuera de las aulas y se practica de forma secuencial y jerárquica.

(5) Un prototipo para transformar a los alumnos y los apoyos de aprendizaje: proporcionamos un marco para un sistema unificado, completo y equitativo diseñado para abordar las barreras para el aprendizaje y la enseñanza y volver a involucrar a los estudiantes desconectados y a las familias

(6) Reelaboración de la estructura de liderazgo para el mejoramiento de toda la escuela: Describimos cómo la infraestructura operativa puede y debe ser realineada en el establecimiento de un marco de mejora escolar de tres componentes.

(7) Un enfoque sistémico para mejorar la colaboración escuela-comunidad – Nosotros delineamos un papel de liderazgo para las escuelas en la divulgación a las comunidades con el fin de trabajar en asuntos comunes a través de una infraestructura operativa de colaboración formal. Eso permite unir recursos para avanzar el trabajo.

(8) Un marco ampliado para la rendición de cuentas de la escuela – Replanteamos en la escuela la responsabilidad de garantizar un enfoque equilibrado que justifique un cambio a tres componentes en la  política de mejora escolar.

(9) Guía para cambios sistémicos sustanciales, escalables y sustentables: Estructuramos mecanismos y discutimos lecciones aprendidas relacionadas con la implementación de cambios sistémicos fundamentales y replicándolos y manteniéndolos a través de una estructura de distrito.

Los marcos y prácticas presentados se basan en nuestros muchos años de trabajo en escuelas y de los esfuerzos para mejorar la colaboración escuela-comunidad. Incorporamos ideas de diversas teorías y el gran cuerpo de investigación relevante y de lecciones aprendidas y compartidas por muchos líderes escolares y personal que se esfuerzan todos los días para hacer lo mejor para los niños.

No pretendemos de ninguna manera degradar los esfuerzos actuales. Nosotros sabemos que las exigencias de quienes trabajan en las escuelas van más allá de lo que  a cualquier persona se le debe pedir que haga. Dadas las condiciones de trabajo actuales en muchas escuelas, nuestra intención es ayudar a que el trabajo arduo genere mejores resultados. Para tal fin, destacamos nuevas direcciones y vías sistémicas para mejorar los resultados escolares.

Algo de lo que proponemos es difícil de lograr. Afortunadamente, el hecho de que hay escuelas, distritos y agencias estatales que ya están abriendo el camino generarán un poco de esperanza y aliento a las escuelas comprometidas con la innovación.

Será obvio que nuestro trabajo debe mucho a muchos. Estamos especialmente agradecidos a aquellos que son pioneros en grandes cambios sistémicos en todo el país. Estos especialistas y muchos otros en el campo de la educación han compartido generosamente sus ideas y sabiduría. Y, por supuesto, estamos en deuda con cientos de académicos cuya investigación y publicaciones son un tesoro compartido. Como siempre, aprovechamos esta oportunidad para agradecer a Perry Nelson y al anfitrión de estudiantes graduados y no graduados en UCLA que contribuyen tanto a nuestro trabajo diario, y a los muchos jóvenes y sus familias que continúan enséñandonos a todos.

Especialmente recomendado para autoridades educativas.

Texto original